Oscar Lorenzo y Bruno Bellas ejecutan al Viveiro

Oscar Lorenzo disputa con un rival | Comunicación UD Somozas

Los dos futbolistas “ferrolanos” del Somozas sentenciaron al Viveiro en su visita al Manuel Candocia al anotar los dos tantos que conformaron el marcador favorable a los de Marco Roca, 2-0.

Además de los goles, el partido tuvo a los palos como protagonistas. Barroso pudo empatar poco después del 1-0 y Cañi, por dos veces, distanciar al conjunto local. Sanmartín debutó con el Somozas y Paco volvió a defender la portería local diez años después en partido oficial.

El Somozas no precisó abrumar al Viveiro para sacarlo del partido. El cuadro dirigido por Marco Roca explotó la fragilidad de los laterales visitantes para poner una distancia que resultaría imposible para los de Alberto López. Hubo revolución en la alineación local, con Paco en la portería, dado que Embela fue con Guinea Ecuatorial, y Cañi y Cambón estrenando titularidades esta temporada en partido oficial.

El Viveiro, por su parte, introdujo a Atib entre palos y a Barroso, que volvía tras el partido de sanción de Redondela, en detrimento de Rolle. El único beneficiado fue el equipo de Marco Roca, que a los cuatro minutos se ponía por delante. Los locales cargaron el juego por la izquierda, Cabarcos estuvo presto a mirar la subida de Lorenzo, que tras recibir, cruzó por el centro a las mallas. Pudo igualar el Viveiro en el doce. Paco rechazó sobre la hierba un disparo cruzado de Sané y Barroso, atento al rechace, finalizó el ataque con un disparo al larguero.

Pese a tener más tiempo la pelota, el Viveiro no volvió a incomodar a Paco hasta el minuto 22, en un disparo de Schuster, algo flojo, desde fuera del área, que detuvo el cancerbero local. La colocación de los laterales de Roca fueron determinantes para seguir complicando la vida al Viveiro. En el 35, de nuevo por el lado de Cabarcos, el pontés esperó a que Bruno se afirmase en el área, le dio el pase y el mediocentro, revolviéndose, colocó un latigazo raso que superó a Atib. Antes del descanso, tras un córner forzado por un disparo de Caique, Cañi chutó a la escuadra desde el pico del área.

El pontés Sergio Otero milita en el Viveiro | Comunicación UD Somozas

Segundo acto

El Viveiro cambió el dibujo tras el descanso. Pasó a jugar con tres centrales, con Sané por la derecha, manteniendo a Carlos por la izquierda, poniendo a Rolle en el centro para que Arturo acompañase a Iker. La defensa pareció sentirse más acomodada, aunque en el 59, Cañi la rompió, encaró a Atib y disparó a la cepa del palo. La entrada de Jerome dio algo más de sentido al juego visitante. En el minuto 65, un remate suyo, defectuoso, cayó a los pies de Iker, pero el ariete disparó fuera en inmejorable posición para acortar la distancia.

El Somozas, a la contra, pudo hacer más daño por medio de Rubo. En el 75, Diego Fernández le rebañó el esférico al resbalillo, impidiendo que se fuera solo hacia Atib. En el tramo final, Paco se lució por arriba a un chut flojo de Juan López y, por abajo, a otro de Nico, ambos desde fuera del área. La más clara, sin embargo, se dio antes de la prolongación, en una contra con centro de Aarón a Rubo, que se recreó driblando a Atib, pero fallando ante la suerte suprema del gol.

Ficha:

DOMINGO 25/09/2022 (12,00) Campo: ALCALDE MANUEL CANDOCIA (200)

U.D. SOMOZAS : 2 ‑ VIVEIRO C.F. : 0 (2‑0)

SOM : Paco; Lorenzo (Sanmartín 69’), Guillem, Kiko, Manu, Cabarcos; Bruno (Berto 82’), Luis Díaz, Caique (Rubo 69’); Cambón (Aarón 69’) Cañi (Julián 89’). Ent. Marco Roca. (Banco: Álex Vázquez; Anthony).

VIV : Atib; Yepes (Diego Fernández D), Nico, Edgar (Rolle D), Carlos (Juan López 69’); Sané, Schuster, Arturo (Jerome 55’), Sergio Otero, Barroso (Joel 77’); Iker. Ent. Alberto López. (Banco: Casillas (g); Moler).

Goles: 1-0 Lorenzo 4’; 2-0 Bruno 35’.

Árbitro: Méndez Castro (Galiza-A Coruña). Auxiliares: Vázquez Lema y Cancela García.

Amonestaciones: TA: Edgar 39’; Diego Fernández 46’.

Observaciones: El colegiado se equivocó en el acta al minutar en el 60 las sustituciones de Sanmartín por Lorenzo, Rubo por Caique, Aarón por Cambón y Juan López por Carlos.