RACING | No va más

0
31
Tino Fernández en su época como presidente del RC Deportivo La Coruña | rcdeportivo.es

Acertar en los pasos que una estrategia empresarial debe seguir, no es tarea sencilla. De esto Ignacio Rivera y Tino Fernández, los dos tiburones que apuestan a un Racing ganador, van sobrados. Sus aciertos, a la vista están.

El primero, uno de los empresarios de referencia en Galicia, España y ahora ya en el extranjero, donde su presencia es mayor cada día y su prestigio se incrementa en la misma medida que la calidad de sus productos. El segundo, más tecnológico, centra sus éxitos en las actividades relacionadas con la nuevas tecnologías, calidad, organización y sistemas de información. Dos de los tres mayores empleadores en A Coruña, solo superados por un tal Amancio Ortega y su imperio Inditex.


En tales manos está el futuro del Racing de Ferrol.

«Élite Administración y Gestión es un vehículo inversor alrededor del cual se han reunido un grupo de empresarios y profesionales de éxito en diversas disciplinas y sectores, a quienes une una pasión común y un claro compromiso con Galicia y el deporte gallego. Nuestra intención es impulsar este proyecto deportivo hasta las cotas más altas que podamos, con personas que compartan la ilusión y la pasión por esta ciudad, por este club y por este deporte» . Así rezó en un comunicado allá por el mes de noviembre de 2017 cuando la empresa resultó adjudicataria, tras un concurso público, de la participación del 39% de las acciones del Racing que estaban en poder del Concello de Ferrol. En la misma nota rezaba que: «lo importante aquí es unir voluntades, pasión y compromiso para construir entre todos un proyecto de futuro que fortalezca y consolide al Racing de Ferrol como uno de los grandes de Galicia y por qué no de España». Desde entonces han transcurrido ya cuatro años y seis meses en los que el club ferrolano ha pasado de caer a la tercera división a entrar entre los 40 principales de la actual Segunda B, que conformarán la nueva Primera RFEF en la próxima temporada. De una u otra manera, un peldaño por debajo del objetivo final que desde todos los estamentos de la entidad y desde el propio grupo Élite se ha marcado desde su llegada.

Así pues y a pesar de que la estrategia empresarial y deportiva en la temporada recién finalizada, no resultó exitosa, recordemos que el objetivo principal establecido de salida fue el ascenso a la segunda división y este no se cumplió, si funcionó consiguiendo el mal menor que supone ese acceso a la 1ª RFEF, una categoría que se sitúa ahora para el Racing como su rampa de lanzamiento particular hacia el fútbol profesional. «Ignacio Rivera cuando habló conmigo me dijo que nunca había fallado en ningún proyecto y que este no será el primero que falle», afirmó el presidente José Criado en junio de 2019.

Acertar en los pasos que una estrategia deportiva debe seguir, no es tarea sencilla. Que se lo pregunten al tercer tiburón, Carlos Mouriz. No va más.


Foto portada: https://www.reasonwhy.es/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here