Golpe de mano del Racing en el Cerro del Espino

0
El Racing asaltó el Cerro del Espino | FF
El Racing asaltó el Cerro del Espino | FF

El Racing asaltó un Cerro del Espino hasta la fecha inexpugnable. El comando de Cristóbal Parralo llego acechando en la primera mitad, penetró en las líneas enemigas a la hora de juego para que DR7 perforara las redes de los madrileños y reventó por los aires el cuartel de su rival ya en el tiempo de descuento con el 0-2 en las botas de Kevin Presa.

El Racing libró una batalla táctica en el Cerro con Critóbal Parralo en plan Napoleón. El cordobés dirigió a sus tropas catalejo en mano y bajo la intensa lluvia atisbo a ver las vías de agua (nunca mejor dichoe) de un Rayo que se quedó en rayito bajo la luna de Majadahonda ante la fortaleza de las tropas ferrolanas.

En el inicio de la batalla

La igualdad fue máxima y la eficacia, orden y actitud durante todo el choque tuvo el merecimiento de convertirse en tres puntos de oro para los verdes.

El encuentro comenzó igualado con dos equipos que arriesgaban muy poco y que procuraban no equivocarse, sin apenas pisar zonas de peligro y sin atisbar las porterías ni de lejos. El Racing proponía algo más que el Rayo con balón y los madrileños agazapados, trataban de asustar a la contra, pero sin fortuna, ante el orden propuesto por el conjunto de la urbe naval.

Las primeras abanzadillas y el cuerpo a cuerpo

El choque estaba anestesiado con los protagonistas disputando el balón en el centro del campo con cantidad de segundas jugadas que se discutían sin un dominador claro. El Rayo Majadahonda a base de aprovecharse a la perfección de las diagonales de sus jugadores de banda, consiguió firmar el primer aviso serio del encuentro. Borja González encontró espacio por dentro, para terminar la jugada con un lanzamiento potente que despejó Gazzaniga.

El Racing se defendía con suficiencia y pudo en dos contras casi continuadas en botas de David Castro y posteriormente Dani Nieto desde dentro del área, consiguieron alertar al Rayo Majadahonda. Igualdad en un partido abierto pero sin acierto de cara a puerta.

El toma y daca era continuo y perder un balón en tres cuartos de campo era un pecado. El Racing lo hizo y vio como Borja González de nuevo con otro zapatazo, mandó el cuero lamiendo la madera departamental. El Rayo posteriormente por medio de Rubén Sánchez consiguió marcar, pero para alivio de los ferrolanos, el tanto fue anulado por fuera de juego. Discreta y con alternancia en el dominio, el choque se fue al descanso sin goles.

Primeros heridos

Tras el paso por vestuarios, ambos conjuntos tuvieron que modificar sus piezas en el tablero por lesión. En primer lugar, los locales tuvieron que mirar al banquillo e introducir a Mario, debido a las molestias de su máximo goleador Hector Fernández. Pocos minutos después, fue Pumar el que tuvo que ser sustituido por lesión. Cuando se cumplía la hora de partido, Cristóbal por decisión técnica retiró a Nathan por David Rodríguez.

DR7 sacó el fusil

En una falta escorada apareció el talento que demandaba el choque para decantar la balanza. Centro de Dani Nieto espléndido que cabecea Jon García y en el área pequeña, apareció el cazador David Rodríguez, para finalmente enviar el cuero al fondo de la red. Los ferrolanos rompieron la tremenda igualdad y la efectividad manda en una igualadísima Primera RFEF que por detalles te da mucho y también te lo puede quitar.

Defenderse y contraatacar la última consigna

Misión de defender el resultado con uñas y dientes para el Racing ante un Rayo Majadahonda que sacaba toda su artillería desde el banquillo con Susaeta y Mawi para tratar de revertir el gancho que le asestó el cuadro de la urbe naval. Lejos de hundirse en su propio campo, los ferrolanos pudieron ajusticiar a los madrileños. Lanzamiento lejano de suma espectacularidad de Dani Nieto que se estrelló en la madera en lo que podría ser la sentencia.

El Cerro saltó por los aires en la última emboscada

Los de Abel Gómez echaron el resto, cambió el sistema y terminó el choque jugando con hasta cuatro hombres de ataque. El Racing no aguantó su renta, si no que la aumentó. Dani Nieto condujo solo una contra con el Rayo volcado, cedió el cuero a Kevin Presa, que fusiló sin piedad a Champagne. Merecido triunfo en un campo que no había ganado nadie hasta el momento, que confirma el buen momento que atraviesa la escuadra dirigida por Cristóbal Parralo.

RAYO MAJADAHONDA – RACING CLUB FERROL

RAY: Champagne; Borja González, Cristián Pérez (Campaoré min. 80), Ángel Bastos, Casado; Jesús Bernal, Iturraspe (Nestor Susaeta min. 62), Javi Gómez (Mawi min. 62), Raúl Sánchez; Hector Fernández (Mario García min. 46), Rubén Sánchez

RAC: Gazzaniga; Loureiro, Fornos, David Castro, Pumar (Jon García min. 57); Manzanara, Kevin Presa, Dani Nieto, Héber (Luis Chacón min. 76); Joselu (Viacava min .76), Nathan (David Rodríguez min. 60)

Goles: 0-1 David Rodríguez min. 60, 0-2 Kevin Presa min. 93

Árbitro: Álvaro López Parra (Comité Cántabro)

Amonestaciones: TA: Cristián Pérez min. 52, Casado min. 68, Dani Nieto min. 72

Incidencias: Cerro del Espino, 300 espectadores