Cervecería El Molino Viejo

Semana perfecta para los racinguistas, 7 de 9 puntos posibles tras un derbi y enfrentamientos contra rivales directos y por fin los verdes se vuelven a hacer fuertes en casa. La Malata disfrutó de nuevo con el gol justo al final que dio la victoria al equipo ante el Real Unión, obra de Dani Nieto, desató el delirio en las gradas y permite seguir soñando con los puestos altos de la tabla.

NOTAS:

GAZZANIGA (7): Buen nivel del meta bajo los palos y en las salidas. Apenas pudo hacer nada en el gol rival, Kijera remató de cabeza solo en el segundo palo.

MIGUEL LOUREIRO (6,5): Tuvo que sostener a Alain Oyarzun, uno de los mejores extremos del campeonato, y lo hizo con nota. En el primer tiempo tuvo alguna perdida con balón, pero su despliegue y compromiso con el equipo es brutal. Tras 26 jornadas, se va a perder su primer partido en lo que va de liga por acumulación de tarjetas.

YEFERSON QUINTANA (7): Le tocó pelear y mucho con Kun y salió vencedor en todos los duelos. Estuvo algo errático en el segundo tiempo en la salida, pero se entiende a la perfección con David a la hora de corregir atrás y anticiparse.

DAVID CASTRO (7,5): Imponente en el juego aéreo e iniciador del juego del equipo desde atrás. Sus conducciones con balón ya son un clásico cuando la salida está atascada. Parece que de nuevo se ha hecho con el puesto de titular porque está a un nivel espectacular.

CANDELAS (6,5): Creció y fue de menos a más su influencia en el partido, sobre todo en ataque generando mucho peligro y entendiéndose a la perfección con Héber Pena.

FRAN MANZANARA (6): Un poco tocado, no hemos podido ver en los dos últimos partidos la mejor versión de Fran por sus molestias, aún así sostuvo a Sergio Llamas y no paró de ofrecerse en la salida de balón. Se fue sustituido en el descanso, quizás Cristóbal debe darle un respiro.

KEVIN PRESA (8): Volvió a la titularidad y recuperó el nivel de sus grandes partidos. Generoso en el esfuerzo, certero con balón y además marcó un autentico golazo y pudo meter otro tanto de no ser por la estirada de Irazusta.

ALAYETO (5,5): Salió con muchas ganas y ya en el primer minuto tuvo una ocasión tras una gran jugada individual. Fue de más a menos y en el segundo tiempo se le notó un poco cansado hasta que acabó siendo sustituido.

JOSELU (6): Se movió bien entre líneas y estuvo muy certero a la hora de combinar con sus compañeros. Su mejor acción fue el pase que dejó solo a David Rodríguez delante de Zulaika.

DAVID RODRÍGUEZ (5,5): Tuvo una ocasión muy clara antes del descanso para poner el 2-0, pero Zulaika adivinó sus intenciones para despejar la vaselina. Estuvo combativo como de costumbre, pero no estuvo muy fino con balón.

ALEX LÓPEZ (6,5): Se incrustó entre centrales y ayudó a nivelar esa salida de balón para dar mayor protagonismo al equipo con la pelota. Estuvo realmente cómodo y más liberado al estar tres centrocampistas sobre el césped los últimos 25 minutos.

DANI NIETO (8): Entró para hacer daño entre líneas y lo hizo. Suyo fue el tanto de la victoria, el de Palmanova no falló empalmando un zurdazo para el 2-1. Tras varios partidos un tanto desaparecido, recuperó las buenas sensaciones.

DEL POZO (6,5): Energía, piernas y desplazamiento de balón en largo.

NATHAN (5): No entró demasiado en juego hasta el gol de Dani Nieto, a partir de ahí protegió el balón en el saque de esquina e intervino en alguna acción por la banda.

JON GARCÍA (SN): Entró en el descuento para defender el 2-1.

CRISTOBAL PARRALO (7): El salto final celebrando el gol de Dani Nieto emulando a Mourinho resumió lo que fue el partido para el técnico cordobés, un primer tiempo excelente del equipo, empañado en el inicio de la segunda parte con el gol de Kijera y culminado en el último momento del partido. Buena lectura en los cambios cuando reforzó el mediocampo tanto con Alex como con David del Pozo, el Racing volvió a controlar el partido.

EL MEJOR: HÉBER PENA (8,5)

“No había quien pudiera parar a Héber y teníamos que hacer algo. Él solito nos ganó el partido.” dijo Aitor Zulaika al final del encuentro. Y es que el extremo racinguista creó peligro en cada acción en las que fue protagonista, regateó, tiró un caño, disparó al larguero, etc. Tan solo le faltó el gol que se le sigue resistiendo para la matrícula de honor.