El CMI Club de campo pasa a la final en la tanda de penaltis (FOTOS Y VIDEO)

0
500

En la mañana del sábado, se disputó en el Municipal de Gallamonte, la semifinal para la fase de ascenso a la Liga Gallega Infantil entre el Orillamar SD y el CMI Club de Campo. La igualdad y las ansias de victoria de ambas entidades fueron tales que el pase se tuvo que decidir desde los 11 metros.

PRIMERA PARTE

El partido empezó con problemas para el Orillamar, que se vio comprometido en el minuto 1 de encuentro debido a dos entradas en velocidad de Enrique Paredes que por pocos centímetros no llegaron a entrar en la portería. El Club de Campo tenía su estrategia muy bien definida, con un futbol vertical, haciendo mucho daño a través de pases en profundidad y aprovechando al máximo la velocidad punta de sus extremos. Por otro lado, el Orillamar contraatacaba con unas dinámicas completamente diferentes, buscando la combinación desde atrás y un juego más pausado en la zona de elaboración.

Fuerza, frenetismo y muchas ansias de victoria son las mejores palabras para describir este encuentro donde las dos entidades lo dieron todo el el campo por llegar a la gran final. La primera ocasión clara del encuentro, fue en el minuto 13 por parte del Orillamar, tras un pase de la muerte que remataría Antón Amado y que llegaría a agarrarla el guardameta rival para formar un contraataque velocísimo a través de Enrique Paredes, que dispararía demasiado cruzado, mandando el esférico a saque de meta.

Ocasión tras ocasión, ambos conjuntos tanteaban la portería rival sin éxito por la magistral actuación de sus bloques defensivos, especialmente de sus porteros. En el minuto 37, Luca Bautista casi abre la lata tras un disparo potentísimo desde dentro del área grande que despejó a banda el guardameta del Club de Campo con una estirada espectacular. En ese mismo saque, de nuevo el Orilla casi consigue de nuevo ponerse por delante en el marcador, con un disparo de volea de Leo Lavandeira que tuvo que volver a salvar el gato Jesús Pintos. A pesar de las numerosas ocasiones se llegó con el 0 – 0 al descanso.

Disputa de un balón aéreo durante el partido disputado en Gallamonde | SARAY FERNÁNDEZ

SEGUNDA PARTE

Tras la reanudación del encuentro, podíamos observar que el ritmo había disminuido considerablemente debido al frenesí de la primera mitad. Sin embargo, el ímpetu y la emoción seguían brillando en el Municipal de Gallamonde, tanto el campo como en la grada. En el minuto 55, un centro envenenado tras una falta en 3/4 casi sorprende al guardameta de la entidad ferrolana, teniendo que mandar el balón a saque de esquina.

Ambos conjuntos, se estaban dejando la piel en el campo. Ninguno quería perder e iban a hacer todo lo posible para que no sucediese, acechando la portería rival desde cualquier punto del campo. La carga ofensiva de ambas cuadrillas era tan grande, que la atención ya no recaía en los delanteros. El partido se convirtió en una gran lucha de porteros.

En el minuto 65 llegaría la ocasión más clara de esta mitad. Un balón colgado al área de sociedad coruñesa, casi conforma el primer tanto del encuentro, tras un latigazo del delantero centro Martín Bouza que chocó directamente con la escuadra. Casi sobre el pitido final, una escapada del 10 coruñés, estuvo a punto de desequilibrar la balanza pero desgraciadamente el balón se topó con las manos del cancerbero Jesús Pintos. Los 90 minutos se completaron con el 0 – 0 en el electrónico, teniendo que llevar la contienda hasta la prórroga.

PRÓRROGA Y PENALTIS

A pesar de la enorme carga de esfuerzo llevada a cabo con anterioridad, ambos bandos salieron con afán de victoria. En el minuto 1, el árbitro decretaría la pena máxima a favor del Club de Campo en una jugada con mucha polémica en la grada. Joel Tenreiro, sería el encargado del lanzamiento, colocando a su equipo por delante en el momento cumbre. Sin embargo, la alegría les duraría poco a los ferrolanos, que vieron como tras el saque de centro, un remate potentísimo de Luca Bautista volvía a poner la igualada en el marcador. La garra no fue suficiente para elevar más el casillero, llevándose así el partido a la tanda de penaltis, donde con un resultado de 2 – 3 finalmente sería el CMI Club de Campo quién conseguiría el pase a la gran final. ¡ENHORABUENA!

Pincha aquí para ver el acta del partido.

GALERÍA DE FOTOS DEL PARTIDO EN ESTE ENLACE

GRAN FINAL

El próximo sábado el Municipal de Gallamonde en Miño acogerá la gran final de la Fase de Ascenso entre el CMI Club de Campo y el Oza Juvenil, a partir de las 11:00. El vencedor conseguirá una plaza para participar la próxima temporada en la Liga Infantil Gallega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here