El gol 3.500 del CD As Pontes

0
Diego Fraga Fraga "Lucky" en O Poboado | Foto: Xosé Ferrreiro

Anotado en O Saviñao, en el 0-4 al Atlético Escairón


Comenzaba esta temporada 2021-22 el CD As Pontes con 3459 goles anotados en partidos oficiales, y terminada la larga primera fase se alcanzaban los 3496, Lucki anotaba el 3497 en Santa Comba, y Toni de penalti hacía el 3498 ante el Santaballés.

Había muchas posibilidades de alcanzar la cifra redonda en Escairón, y vaya si la hubo, que se consiguieron cuatro goles. Pero el destino hizo que no fuera Moreda con el primero, Iván con el tercero, ni Traba con el cuarto. En la comarca de Lemos, fue el segundo, anotado por Lucki, el que supuso el gol 3500, y su sexto tanto como azulón en 14 partidos.

Sucede asi el friolés Diego Fraga Fraga al hermanísimo Javi Rochela, autor del gol 3.000. El gran lateral derecho no se prodigaba mucho en tareas ofensivas, y con el primer equipo “solo” anotó tres goles en cinco campañas, los tres en la 2013-14. Fuera el primer tanto anotado en un As Pontes 4 – Laracha 2, que se internó por banda derecha, batiendo por bajo al portero larachés, un 4 de Enero de 2014, víspera de Reyes, con el que se alcanzó esa mágica cifra.

Y es que los goles conmemorativos del As Pontes parecen ser cuestión de familia, de Javi, hermano de David, Campeón Europeo y Subcampeón Mundial Sub17, pasamos al gran medio centro Edgar Alvariño “Edi”, gran parte de su carrera en el Somozas, que anotara el tanto 2.500 en un Sarriana 0 – As Pontes 1, jugado en 2005. Curiosamente el tanto 1.000 lo marcara su padre, el mítico Juan “Recemel”, en un Rápido de Neda 1 – Endesa 4, el tercer gol de esa tarde de 1978.

Otros tantos históricos, el 2.000, lo anotara el bravo centrocampista coruñés Ramiro, uno de los mejores jugadores de la historia de este club, en un 3-0 al Deportivo B en 1995, el primer gol de ese partido, en el año que se ganó la Liga de Tercera, la segunda tras la de 1987, y se ascendió a Segunda B.

El gol número 1.500 lo marcara Aneiros, en un Endesa 3 – Lemos 0, el tercer gol de ese día, en 1986, año de la fatídica eliminatoria de ascenso a 2ªB con el Polideportivo Almería, y el 500 fuera en un Arcade 0 – Calvo Sotelo 7, el sexto de ese encuentro, aunque no hay constancia de los goleadores de ese partido de 1970.