Emoción y goles a raudales en Gallamonde

0
Disputa de un balón divido | Galicia Salvaxe
Disputa de un balón divido | Galicia Salvaxe

Partido vibrante y con muchos goles el vivido en la mañana del Domingo 7 de Noviembre en el municipal de Gallamonde en Miño. Como ejemplo podría bastar con decir que hubo goles tanto en los primeros 2 minutos, como en los 2 últimos del encuentro lo que da fe de la emoción vivida de principio a final.

Se ponía por delante el Miño-B nada más iniciarse el encuentro, a los 2 minutos, con gol de su delantero, Fernando López, tras una desafortunada jugada del portero visitante, Jorge Fervenza, que se resbala al tratar de golpear el balón y su posterior golpeo rebota en el delantero que había ido a la presión, introduciéndose en la portería. Supo sobreponerse el Numancia a este golpe inicial, con otros 2 goles de similar factura, en los minutos 8 (Daniel Espiñeira) y 19 (César Vicente) ambos tras desajustes defensivos de la zaga local en balones colgados al área, que permite a los delanteros visitantes controlar y rematar a placer en el área pequeña. Con este resultado parcial de 1-2 se llegaba al final de una primera parte en la que el Numancia dominaba la circulación de balón y parecía tener controlado el partido.

Un lance del juego durante el partido disputado en Gallamonde | Galicia Salvaxe

Más goles y emoción hasta el final

Ya en el segundo tiempo el equipo local se hizo con más control sobre el juego y fruto de ello llegó el empate a 2 en el minuto 63, tras potente remate de cabeza de de su defensa Central, Antón Riveiro, en una falta lateral colgada al área. Nuevamente se ponía por delante el equipo de Ares a los 72 minutos tras jugada de combinación en ataque culminada por Marcelo, pero poco le duraba la alegría en esta ocasión a los visitantes porque tan sólo 2 minutos más tarde era el delantero miñense, Diego Salazar, el que conseguía volver a empatar el partido tras jugada por banda derecha de Cristian Cancelo que desborda y pone al balón atrás para que el delantero remache a la red.

Se mantuvo la emoción durante los 15 últimos minutos, en los que ambos equipos dispusieron de ocasiones para decantar el partido a su favor, cosa que ocurrió a falta de tan sólo 2 minutos para el final en un desafortunado despeje de la defensa local que deja al delantero visitante, Pablo Vascos, mano a mano con el portero, al que consigue batir por abajo. De ahí al final apenas volvió a rodar el balón, debido a la atención por lesión del jugador visitante, Miguel Vidal, y algún conato de tangana, por lo que se llegó al final con el resultado de 3-4, que supone un gran botín para el Numancia, que cuenta sus partidos por victorias a la espera de recibir en la próxima jornada al A Capela en Prados Vellos, y un duro golpe anímico para el filial del Miño que se desplazará al Municipal de Cariño, para disputar ahí su siguiente partido. Puedes ver la ficha técnica del partido en este enlace

ECHA UN VISTAZO A LA GALERÍA DE FOTOS DEL PARTIDO

Imágenes cortesía de Galicia Salvaxe

Un lance del juego durante el partido disputado en Gallamonde | Galicia Salvaxe